Celebración día de la vida consagrada en Barranquilla

51349556_2085773891475687_5824696026765721600_o

Llamados a ser luz en el mundo, llamado a la vida consagrada.

El sábado 2 de febrero, se realizó la Peregrinación mensual al Santuario Nuestra Señora de la Paz del Morro, en el marco de la fiesta litúrgica de la Presentación del Señor y con motivo de la celebración del Día de la Vida Consagrada.

Las comunidades religiosas masculinas y femeninas y los institutos seculares presentes en la Arquidiócesis de Barranquilla, participaron activamente de la jornada. Luego de la peregrinación hacia el Santuario Mariano del Morro, con el rezo del Santo Rosario, el señor Arzobispo Emérito de Cartagena, monseñor Carlos José Ruiseco Vieira presidió la Eucaristía por solicitud de monseñor Pablo Salas, Arzobispo de Barranquilla, quien estaba acompañando la consagración y posesión del nuevo Obispo de Armenia.

En la homilía, monseñor Carlos José Ruiseco exaltó la labor de las personas de la vida consagrada, por su gran contribución a la Iglesia y motivó a los presentes a dar gracias a Dios por la vida religiosa. Refiriéndose a la fiesta de la Presentación del Señor, el prelado resaltó la labor de la Virgen María en la vida de fe de Jesús, a su vez resaltó el símbolo de la luz que se repite en las lecturas que la Iglesia propone para esta festividad.

Pidió a la comunidad dedicar mucho esfuerzo en contemplar la luz de Jesús en la Palabra de Dios que se revela en la Biblia y en los acontecimientos del mundo, “que Dios nos ayude a entender el sentido de nuestra vida, para que podamos ser luz para los demás. Debe ser el gran propósito de esta fiesta para todo el año”, resaltó monseñor Ruiseco. El otro signo que resaltó es la consagración que debemos tener en la vida de fe, en descubrir el signo siempre vivo de la presencia de la Virgen María en nuestra vida, para que sea ella quien purifique nuestro camino y nos permita entregarnos al servicio de la comunidad. Al finalizar la celebración los religiosos, religiosas y laicos de vida consagrada compartieron un desayuno y celebraron comunitariamente el signo de la unidad. Les fue entregado el Plan Misión, que les permite tener en sus manos la agenda pastoral que guía a la Arquidiócesis de Barranquilla durante este año.

Nos unimos en acción de gracias por todos los religiosos, religiosas y laicos de vida consagrada que prestan sus servicios en la Iglesia.

Arquiódiocesis de Barranquilla.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz